PKD Enfermedad Poliquística Renal

PKD Enfermedad Poliquística Renal

EL PKD (Polycystic Kidney Disease) o Enfermedad Poliquística Renal es una patología renal, de origen genético, prevalente en algunas razas felinas como: Persa, Exótico, Británico, Ragdoll y sus cruzas. Es un trastorno hereditario en el que se desarrollan sacos o bolsas pequeñas llenos de líquido en el tejido del riñón del gato. Estos sacos (quistes) tienden a multiplicarse en número y aumentar de tamaño con el tiempo conduciendo a una insuficiencia renal potencialmente fatal.

Al ser una enfermedad hereditaria, los quistes están presentes desde el nacimiento del gato aunque su tamaño es, al principio, de menos de 1 milímetro. A medida que el animal se desarrolla y va cumpliendo años, los quistes empiezan a crecer hasta alcanzar varios centímetros. Puede afectar a uno o a ambos riñones y no hay tratamiento posible para su cura.

¿Por qué estos quistes aparecen?

Los quistes se desarrollan por la deficiencia de una proteína, que resulta alterada debido a un cambio en el ADN de los gatos portadores de la enfermedad. a. Por suerte, se ha encontrado el locus del gen que provoca esta enfermedad y la misma puede ser testeada genéticamente. Esto permite, a los veterinarios, confirmar el diagnóstico clínico y a los dueños y criadores, prever como cruzar a los animales afectados, para impedir que el gen se trasmita a sus crías.

¿Cómo se hereda?

Su herencia es “autosómica dominante”, es decir, que la presencia de una sola copia del gen afectado es suficiente para que la enfermedad se manifieste. Si la madre está libre de dicha enfermedad, pero el padre la tiene, las crías tendrán un 50% de posibilidades de heredarla de su padre, es decir que algunos gatitos serán positivos y otros serán negativos dentro de la misma lechigada.

Es una herencia no ligada al sexo del gato, por lo que no importa si es macho o hembra, ambos pueden padecerla. De ahí la importancia de testear a todo gato que se quiera utilizar como un reproductor..

¿Cuándo aparecen los síntomas?

Los gatitos más afectados pueden tener signos de enfermedad y hasta morir por insuficiencia renal a las 8 semanas de vida, aunque no es lo común, siendo más normal que la enfermedad pase desapercibida hasta que el animal sea adulto (una media de 7 años) y comience a mostrar síntomas de insuficiencia renal debido al crecimiento de los quistes.

Método para diagnosticar el PKD:

Diagnóstico genético: El test genético para determinar PKD1 ofrece la ventaja de la detección precoz de individuos asintomáticos portadores del defecto genético. Es un método eficiente, temprano y seguro. Se puede hacer entre las 5-10 semanas de edad. Se testa mediante una simple extracción de ADN, a partir de células de la mucosa bucal. El método de recolección de la muestra es muy simple, indoloro y puede hacerlo cualquier tutor o criador. Solo se requiere extraer con un hisopo la muestra de ADN del animal y enviarlo por correo al laboratorio. Se recomienda que el animal no este amamantando para no arrastrar células de la madre y evitar una contaminación.

Diagnóstico clínico – ecografía: El PKD se diagnostica fácilmente mediante ultrasonidos (ecografía),. El proceso dura solo algunos minutos, y no exige ningún tipo de anestesia. El diagnóstico mediante ecógrafo de un animal de 10 meses de edad tiene un índice de fiabilidad del 98%. La frecuencia del ecógrafo debe ser de 7,5 MHz-10MHz, con una escala de 256 tonos de gris (greyscale). Cuanto mayor es la frecuencia, mejor son los detalles que se pueden observar. Aunque el procedimiento es sencillo e indoloro, requiere que los quistes tengan cierto tamaño para ser detectados por esta metodología. De allí que el diagnóstico genético sea el más empleado porque puede realizarse desde el nacimiento y sin esperar a que los quistes adquieran tamaño para su detección.

Síntomas de Insuficiencia Renal:

El animal nace con los quistes, que van aumentando de tamaño a medida que este crece. Los signos clínicos se presentan entre los 3 y 10 años. Debido a que la enfermedad se manifiesta después de la edad reproductiva, muchas veces se utiliza como reproductores gatos positivos para PKD, que no fueron testeados fehacientemente, cosa que debemos evitar.

Los signos clínicos que el propietario notará en casa son:

  • Poliuria: Excesivo consumo de agua.– Polidipsia: Aumento de la eliminación urinaria.
  • Letargia.
  • Anorexia.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Deshidratación.

Agradecimiento


Sociedad Rural Argentina

Laboratorio de Genética Aplicada

contacto@sra.org.ar


Fuentes:


How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LATAMCATSRegístrate como criador o tenedor responsable

Se miembro de nuestro club y obtiene beneficios exclusivos.