¿Qué tipo de relación tienes con tu gato?

Investigadores de la Universidad de Lincoln en Inglaterra entrevistaron a 3.994 dueños de gatos sobre cómo interactúan con sus gatos y han revelado que hay cinco tipos de relaciones.

El profesor Daniel Mills, especialista en comportamiento animal de dicha universidad, dijo: “Los gatos forman estrechas relaciones emocionales con los humanos, pero en realidad se sabe poco sobre esto. Al igual que con cualquier relación social compleja, el tipo de vínculo entre el gato y el dueño es producto de la dinámica entre ambos individuos involucrados, junto con ciertos rasgos de su personalidad. Si bien muchos gatos pueden ser distantes, parece que esto no es tan común como se podría retratar. La sociabilidad más amplia del gato y las expectativas del dueño pueden ser significativas, y el nivel de inversión emocional del dueño en el gato y la sociabilidad del gato parecen ser particularmente importantes para discriminar el tipo de relación que tienen juntos”.

¿Desglosamos los diferentes tipos de relaciones?

Relación abierta

Si tu gato es súper independiente y solitario, es posible que tengas una relación abierta. Los gatos en este tipo de relación se relacionan bien con otras personas y tienen cierta cercanía con su dueño, pero no necesitan acurrucarse en tu regazo o lamer tu cara.

Relación codependiente

Este gato a menudo ha llegado a depender de un tutor muy involucrado emocionalmente (el gato es muy importante para el tutor, posiblemente visto como familia o como un gran amigo), explica el estudio. El dueño suele jugar con regularidad con el gato y es visto como parte del mismo grupo social (el gato se comporta de manera amistosa con el tutor, incluso lamiendole regularmente las manos y la cara) y como una base segura (el gato buscará al dueño cuando esté preocupado). Si tienes una relación codependiente, es probable que tu gato no se relacione bien con extraños e incluso se esconda cuando alguien entra a la casa. También les gusta estar a tu lado en todo momento y pueden llorar o no comer cuando no estás.

Relación casual

Los gatos que tienen una relación casual con su tutor prefieren la vida libre. Si bien son perfectamente amigables contigo, no se preocupan por pasar tiempo separados y pueden visitar otras casas en el área, a veces desapareciendo durante días.

Amistad

El tutor está involucrado emocionalmente en el gato y, a menudo, juega con él, y el gato es amigable a cambio. El dueño o tutor es visto no solo como parte del mismo grupo social (el gato le lame regularmente las manos y la cara). El gato se relaciona bien con los demás (saluda o inspecciona a los visitantes que llegan a la casa). Junto a la relación amistosa y cálida, el gato y el dueño pueden funcionar felizmente de forma independiente. A este gato le gusta estar cerca del dueño, pero no siente la necesidad de mantener la proximidad física con el dueño (no siempre sigue al dueño por la casa e incluso puede llevarse a sí mismo a un lugar preferido). Esta relación parece ocurrir con más frecuencia en hogares ocupados con más de un gato.

Relación remota

Si tú y tu gato tienen una relación remota, te preocupas por él, pero no los consideres un miembro de tu familia o tu mejor amigo. Estos gatos prefieren mantenerse alejados de las personas y no buscan a su dueño.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *